Pablo Suárez García

Pablo Suárez García     “Autodidacta

 

Nació en el populoso Barrio de San José de Las Palmas de Gran Canaria, el sábado 22 de agosto de 1931 en el “Patio del Molino Viejo” situado en la trasera del desaparecido Bar las Rejas, justo donde quedó la “Piedra” que el 21 de octubre de 1944, festividad de Cristo Rey a las nueve de la mañana se precipitó desde la ladera hasta ese lugar, permaneciendo allí por mucho tiempo, en el fondo de aquella explanada estaban las Casas del Molino donde vivió toda su familia materna trasladándose luego con sus padres a una vivienda en la calle Genner  (Barranquera ancha) frente al Cuartel de la Falange, fue bautizado en la Iglesia de Santo Domingo de la misma ciudad.

Muy poco tiempo estuvo en el colegio Carlos Navarro Ruiz ya que a la edad de 8 años comenzó con el que fuera su primer trabajo, criando animales, empezando por los cochinos en los “chiqueros” que tenía la familia en lo bajo de la llamada Fortaleza (al final de la barranquera ancha), también cabras, gallinas y conejos en su propia casa, la comida o “fregadura” la transportaban en “cacharros de petróleo”, el agua la traían desde un “pilar” que había cerca del Teatro Pérez Galdós y otro en Barranco Seco con dos cacharros colgados a los “ganchos”, más tarde con un carro pequeño.

A los 17 años su segundo oficio fue en una tienda llamada Magnolia en la confluencia del las calles Paseo de Tomás Morales y Cebrián cuando aún se estaba construyendo el cine Capitol, siguió embotellando vinos, pasando por la albañilería con obras militares frente a la Cruz Roja y el Colegio Salesianos, llegando a ser oficial de segunda en este oficio.

Los deberes para con La Patria lo obligan a cumplir el servicio militar en el arma de Artillería, siendo destinado como telefonista en el puesto de mando de una Batería de Costa en Santa Cruz de Tenerife. Cumplido su deber como soldado, regresa a su barrio de San  José de las Palmas de Gran Canaria donde sigue trabajando de albañil simultaneando también el ejercicio de sereno, así como unos meses en la fábrica de abonos químicos (Cinsa) en el municipio de Telde, clandestinamente monta su pequeña y casera fábrica de galletas-cubanito,  polvorones, almendrados y varios productos de navidad, teniendo una pequeña rotativa como medio de impresión para sus productos.


Este autodidacta hizo el montaje de la primera tienda de Galerías Preciados frente al Frontón en Las Palmas de G.C., luego otra en Santa Cruz de Tenerife, en esa Isla no perdió el tiempo e hizo reformas en la Iglesia de los Carmelitas Descalzos, y en su ciudad natal reformas en la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán (curiosamente donde fue bautizado). Fue cobrador de la Funeraria “La Preventiva”, la empresa de tejidos Novedades Domínguez (actualmente en la calle Triana) le encarga el montaje de sus almacenes y establecimientos (c/. granadera canaria, schamman, c/. faro, etc.).


Pocas horas le quedaban del día, y por las noches hizo un curso intensivo de electricidad en la Escuela de Maestría Industrial (C/. Canalejas) y otro de electrónica en la Escuela Virgen del Pino (barrio de Guanarteme), con la experiencia adquirida monta un taller de radio en la C/. Cebrián donde aparte de las reparaciones de estos aparatos, se dedica a comprar kits de radios en la península y una vez montados y funcionando los vende al precio de 1.500 Ptas., todo esto sin olvidarse de sus quehaceres en la Acción Católica del la Iglesia del Barrio de San José en Las Palmas de Gran Canaria, hoy llamado “Centro Parroquial” que ingresó siendo presidente Don Juan Falcón Alemán empezando como “Profesor Suagar – Ilusionista” de la mano del gran “TABARI” que vivía donde está actualmente la Sociedad de Vela Latina “Poeta Tomás Morales” ilusionista de fama mundial con varios premios en su haber, además de sketchs cómicos y presentador, pasó por casi todos las labores del Centro: cantinero, encargado de los jóvenes, tesorero y presidente, en este ultimo cargo estuvo varios años siendo Conciliario el Padre Domiciano que más tarde lo destinarían en la vecina Isla de Tenerife.

El amigo Pablo por falta de tiempo tuvo que dejar todo lo referente al Cuadro Artístico del Centro debido a sus labores en la Escuela de Maestría Industrial, a partir de este momento comenzaron las proyecciones de películas en el Centro y como no podía ser de otro modo el amigo Pablo era el encargado de proyectarlas, pero habilidoso como el que más, involucró en el tema y los tomó como ayudante a otros tres “Joselitos” como son: Álvaro Velázquez Guerra “Alvarito”, Cristo Quintana y José Muñoz “Pucho”, aún así se desplazó a Tenerife el tiempo que duró la reparación de la Iglesia cuyo párroco era el propio Padre Domiciano.

A los 37 años le arrienda un negocio a “Panchito Suárez” en la esquina del Paseo de San José y la C/. Estufa, era una tienda de aceite y vinagre y en la trastienda el bochinche, después de muchas reformas la convirtió en  – Dulcería, Estanco, Bazar “Casa Pablo” – dejándolo a los 66 años, algo cansado pero con una lucidez envidiable el próximo 22 de agosto cumple 79 años dedicándose a pintar y a las manualidades, además de seguir colaborando en la medida de sus posibilidades en el Centro Parroquial de la Iglesia de San José en Las Palmas de Gran Canaria.

 

Artículo: Carmelo Ramírez Pérez – (Mato 2010)

Fuente: Pablo Suárez García

This site is protected by wp-copyrightpro.com